Cuidado con el tirano del siglo XXI

Redacción

Redacción

Este 9 de noviembre se conmemoran 32 años de la caída del Muro de Berlín que significó el «fin» del comunismo y de las sangrientas dictaduras que el socialismo instauró en el siglo XX.  

Hace 32 años el mundo civilizado celebró la caída del Muro de Berlín que durante 27 años mantuvo a los alemanes divididos entre una Alemania comunista y una Alemania libre, democrática y capitalista.

¿Qué significó la caída del Muro de Berlín?

Significó un triunfo para los Estados Unidos y sus aliados, representó una victoria para el capitalismo y el modelo democrático; mientras que del otro lado significó la disolución de la antigua Unión Soviética, implicó el fin de la llamada «Guerra Fría» y la destrucción del sistema comunista.

Aunque la misma construcción del Muro denotó un fracaso para la Alemania del este, ya que se edificó con la finalidad de evitar que los alemanes del este huyeran en masa hacia la Alemania del oeste, donde había una mejor calidad de vida, buenas oportunidades laborales y una apertura económica y social típica de países occidentalizados.

Durante 27 años más de 2.000 alemanes del este perdieron la vida intentando cruzar hacia el lado occidental, resignados a vivir dentro de un muro, aislados del mundo, atrasados en tecnología, con escases de alimentos, pobreza, hambre y miseria, indicadores típicas de todas las tiranías comunistas que durante el siglo XX se apoderaron de muchos países del mundo.

El 9 de noviembre de 1989 el mundo pensó que el fin del comunismo y de toda la barbarie del siglo XX había llegado a su final, abriendo las puertas de Alemania y del mundo civilizado hacia el futuro, la prosperidad, las oportunidades y la libertad.

Quizás fue así para Alemania, Polonia o Rumanía, pero no para otros países.

Período Especial cubano

El «Período Especial»: cuando en la Cuba de Castro se comían gatos y bebía agua con azúcar

Ante la caída de la Unión Soviética, el satélite soviético en América dejó de percibir ayudas económicas, provocando un «Período Especial» en Cuba que provocó el hambre de millones de personas, la estampida de miles de cubanos que preferían morir en medio del Atlántico con tal de llegar a suelo norteamericano y una serie de protestas antigubernamentales en la Isla.

El colapso de la Unión Soviética dejó desamparadas a sus colonias políticas en el mundo, lo que produjo un colapso en masa de los sistemas comunistas en el mundo y la caída de dictadores, como es el caso de de la caída de la Revolución Rumana el 22 de diciembre de 1989.

El triunfo del capitalismo y el nacimiento del neoliberalismo

Durante los años 80, Ronald Reagan (Presidente de los Estados Unidos) y Margaret Thatcher (Primera ministra de Reino Unido) experimentaron la tesis de bajar los impuestos a las grandes empresas, privatizar empresas estatizadas, reducir el gasto público e implementar un estricto control monetario que trajo como consecuencia un aumento de la productividad, reducción del desempleo y reducción de la inflación incontrolable de los años 70.

Aquellas políticas económicas fueron conocidas en el mundo como «neoliberales» y fueron modelo a seguir en muchos países, pero en otros, crearon resistencia entre los sindicatos, clases populares y movimientos de izquierda quienes afirmaban que este modelo económico incrementaba la desigualdad y hacía a los ricos cada vez más ricos.

Margareth Thatcher y Ronald Reagan
Margareth Thatcher y Ronald Reagan

A finales de los años 80 y principio de los 90, el «neoliberalismo» se fortalecía en Europa y en países latinoamericanos que implementaron políticas económicas estrictas, mejoras de las condiciones de las empresas privadas, reducción del gasto público y una política monetaria de inversión privada que impulsara la productividad.

En Chile, Augusto Pinochet impulsó el neoliberalismo. En Perú, Alberto Fujimori logró estabilizar la economía peruana. En Colombia, una nueva Constitución en 1991 y la llegada de César Gaviria modernizaron la estancada economía colombiana. En Venezuela, el presidente Carlos Andrés Pérez intentó implementar políticas neoliberales en su segundo gobierno, pero la respuesta del venezolano fue un estallido social (1989) y dos intentonas golpistas (1992).

Surgimiento del Foro de Sao Paulo

El Foro de Sao Paulo nació el 1 de julio 1990 e integraba a personajes, partidos políticos, organizaciones guerrilleras y movimientos políticos de extrema izquierda en el mundo, sobre todo, en Latinoamérica, con la finalidad de organizarse para apoderarse del poder político, pero esta vez, de una forma mucho más inteligente.

Durante el siglo XX la mayoría de dictaduras comunistas se tomaron el poder por medio de la fuerza, usando armas y masacrando a miles.

De cara al siglo XXI, el Foro de Sao Paulo proponía una nueva forma de llegar al poder utilizando los mecanismos democráticos y las herramientas del mundo libre. Este Foro sería la academia para imponer sin usar la fuerza el comunismo en los países de Latinoamérica.

El Podio News ¿QUÉ ES EL FORO DE SAO PAULO? - El Podio News

Materializar la primera victoria del Foro de Sao Paulo tomó 8 años, cuando el 6 de diciembre de 1998 un 54% de los venezolanos votó para elegir a Hugo Chávez presidente de la República.

¿Cómo llegó Chávez al poder?

La primera vez que Hugo Chávez se vio en televisión nacional fue el 4 de febrero de 1992 cuando dijo que «por ahora» la rebelión militar que había organizado contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez no había surgido efecto.  El 27 de noviembre de ese mismo año la ciudad de Caracas despierta bombardeada por militares rebeldes (Dirigidos por Hugo Chávez desde la cárcel) y que en una sangrienta misión fracasada intentaron tomar el poder nuevamente.

Venezuela venía de vivir la bonanza de los años 70, pero en los años 80 todo se vino abajo con la devaluación del bolívar, el aumento de la pobreza y el desempleo. En solo 20 años, Venezuela pasó de tener 10% de pobreza a 35% de pobreza, mientras que el bolívar se devaluaba día tras día.

En 1989 Carlos Andrés Pérez intenta imponer unas políticas económicas para corregir los errores cometidos en el pasado y sanear las finanzas del país, pero aquellas medias provocaron un estallido social el 27 de febrero de 1989 conocida como el «Caracazo» que dejó más de 500 muertos, comercios saqueados, desabastecimiento, desempleo y miseria.

De la Venezuela saudita de los años 70, el país comenzó a vivir una pesadilla propia de cualquier país latinoamericano para la fecha.

El nuevo tirano del Siglo XXI

Fidel dijo que me intuyó, que sabía que iba a nacer": cómo influyó (e influye) en Venezuela la amistad entre Hugo Chávez y Castro - BBC News Mundo
Primer encuentro entre Hugo Chávez y Fidel Castro en 1994

Luego de salir de prisión en 1994 producto de un indulto político, Hugo Chávez salió a hacer campaña política por todo el país y por el mundo, viajando hasta La Habana para conocer a quien sería su nuevo mentor político.

El sanguinario Chávez que en 1992 asesinó a cientos de venezolanos gracias a su plan macabro, ahora hablaba de «humanismo», de «paz», de «solidaridad» y recorría el país hablando de una nueva democracia, de una nueva Venezuela, acabar con la corrupción, acabar con los políticos de siempre.

Ante una Venezuela empobrecida y decepcionada de su clase política, Chávez aprovechó para hablar de prosperidad, de acabar con todos los males vividos durante los 40 años de democracia y traer para el siglo XXI un nuevo país.

Aunque muchos venezolanos copiaron el discurso de Chávez, otros tenían desconfianza de quien hablaba de amor, paz y humanidad, pero quien hace pocos años había masacrado a cientos de venezolanos en las calles con la finalidad de conquistar el poder.

Hugo Chávez usó inteligentemente el descontento válido de la gente para materializar millones de votos y llegar al poder por las vías democráticas, sin usar armas ni un discurso violento como hacían los comunistas del pasado.

Los nuevos tiranos del siglo XXI

Estos nuevos tiranos ya no usan las armas como en el pasado, sino que inteligentemente se aprovechan de los males de los países para hacer campaña política (Algo que no parece estar mal), pero cuando llegan al poder, implementan sus políticas económicas fracasadas que llevan al hambre y la miseria.

Deshacerse de un gobierno malo es fácil en una sociedad democrática, pero bajo una tiranía comunista es prácticamente imposible salir de estos personajes que llegan a adueñarse de las instituciones, polarizar sus países, controlar los medios de comunicación, controlar la economía, ahuyentar la inversión privada y ocasionar terribles consecuencias en la población.

Cuidado con los nuevos tiranos del siglo XXI que se disfrazan de demócratas.

Código Mundial

 

 

 

 

Comparte este artículo

Notas relacionadas

Espacio publicitario

Suscríbete y recibe más información en tu correo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies