Jacobo Grinberg desapareció en 1994 sin dejar rastro alguno

Jacobo Grinberg, el científico que desapareció «de la nada»

En 1994, Grinberg desapareció misteriosamente en la Ciudad de México. Su familia y amigos iniciaron una búsqueda intensa, pero nunca se encontró ninguna pista sobre su paradero.

El 13 de mayo de 1994, Jacobo Grinberg, un destacado neurocientífico mexicano, desapareció sin dejar rastro alguno. Desde ese día, su familia y colegas han buscado incansablemente respuestas sobre su misteriosa desaparición.

Fue un científico y escritor mexicano, nacido en la Ciudad de México en 1946. Es conocido por sus investigaciones en el campo de la psicología y la neurociencia, en las que exploró temas como la percepción extrasensorial y la conciencia.

Además, tuvo una relación cercana con la curandera mexicana Pachita, a quien visitó con frecuencia y de quien escribió en su libro «La Dama de la Muerte».

Grinberg estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en la Universidad de París. Luego de su regreso a México, comenzó a interesarse por temas como la meditación, la percepción extrasensorial y el chamanismo.

En 1978, fundó el Instituto Nacional de Psicología Transpersonal, donde llevó a cabo investigaciones sobre la meditación y la conciencia.

Sin embargo, en 1994, Grinberg desapareció misteriosamente en la Ciudad de México. Su familia y amigos iniciaron una búsqueda intensa, pero nunca se encontró ninguna pista sobre su paradero.

Su desaparición ha sido objeto de especulaciones y teorías conspirativas, y ha sido comparada con otros casos de desapariciones inexplicables en México.

¿Qué pasó con Jacobo Grinberg?

Una de las teorías más populares es que Grinberg fue secuestrado por su trabajo en el Instituto Nacional de Psicología Transpersonal, que involucraba la exploración de temas sensibles y controvertidos.

Otros sugieren que su desaparición podría estar relacionada con su relación con Pachita, a quien visitaba regularmente en su centro de curación en la Ciudad de México.

Pachita, cuyo nombre real era María de Jesús de Ágreda, era una curandera famosa en México en la década de 1970. Se decía que tenía la capacidad de realizar cirugías sin anestesia y de curar enfermedades incurables.

Grinberg visitó a Pachita con frecuencia y escribió sobre ella en su libro «La Dama de la Muerte», en el que describía sus experiencias en el centro de curación y su relación con Pachita.

Aunque no se sabe exactamente qué papel jugó Pachita en la desaparición de Grinberg, su relación ha sido objeto de mucha especulación. Algunos sugieren que Pachita podría haber estado involucrada en su desaparición, mientras que otros creen que podría haber sido una víctima inocente de las circunstancias.

En cualquier caso, la desaparición de Jacobo Grinberg sigue siendo un misterio hasta el día de hoy.

Su legado como científico y escritor sigue siendo importante en el campo de la psicología y la neurociencia, y su desaparición ha dejado un vacío en la comunidad científica y en la sociedad en general.

Una investigación sin principio ni fin

Grinberg era conocido por sus estudios en el campo de la conciencia y la percepción, así como por sus teorías sobre la conexión entre la ciencia y la espiritualidad. Había sido invitado a dar una conferencia en Guadalajara, y se alojaba en un hotel de la zona. Sin embargo, al no presentarse a su conferencia, su familia comenzó a preocuparse y a buscarlo.

Se contactaron con las autoridades y se inició una investigación policial. Se revisaron las cámaras de seguridad del hotel y se entrevistó a los trabajadores y huéspedes, pero no se encontró ninguna pista.

La familia de Grinberg se puso en contacto con un conocido psíquico, quien afirmó que el científico había sido secuestrado por un grupo de narcotraficantes. A pesar de que las autoridades investigaron esta pista, no se encontraron pruebas suficientes que respaldaran esta teoría.

Durante los primeros años después de su desaparición, se recibieron varias pistas anónimas sobre su paradero, pero todas resultaron ser falsas. En 1998, se encontró un cuerpo en la Ciudad de México que se pensó podría ser el de Grinberg, pero después de una investigación forense, se descubrió que no era él.

En 2006, el caso de la desaparición de Jacobo Grinberg fue cerrado oficialmente, sin que se hubiera encontrado ninguna pista sobre su paradero o el motivo de su desaparición.

Desde entonces, su familia y colegas continúan buscando respuestas sobre su misteriosa desaparición, sin saber si Grinberg fue víctima de un secuestro, si se suicidó o si simplemente decidió desaparecer de su vida anterior. Su legado como neurocientífico y teórico sigue siendo recordado y estudiado por muchos en todo el mundo.

Comparte esto

Esto también te puede interesar

Mónica Spear: 10 años sin la mujer perfecta

La muerte de Mónica Spear dejó un sin sabor en la memoria de los venezolanos, aunque la despampanante energía de la exmiss Venezuela 2004, ya había trascendido fronteras. Mónica era

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies