7 claves para mantener una empresa en tiempos de crisis

Las crisis en las empresas son retos que ayudan a fortalecer las bases y mantener la visión de crecimiento
Redacción

Redacción

Mantener una empresa en tiempos de crisis puede ser la prueba de fuego que demostrará las fortalezas de la misma. Sin embargo, la mayoría de las empresas no sobreviven más de 3 años.

Luego de la pandemia por el Covid-19, la sociedad atravesó un momento histórico en el que colectivamente se reorganizaron las prioridades, afectando la forma en que se consumen los productos y servicios. La sociedad es un conjunto de cadenas que aunque son independientes, están unidas entre sí, y por eso es que si a las empresas le va mal, tácitamente a la sociedad le va mal y viceversa.

Cuando no hay empresas, no hay empleos y si no hay empleos, no hay consumo y sin consumo las empresas se van a la quiebra. Ese modelo capitalista es el que ha funcionado en los últimos 100 años y ha producido la revolución industrial y tecnológica que vive el mundo hoy día.

Durante la pandemia del Covid-19, miles de empresas de todo el mundo se vieron en la disyuntiva entre la salud o el dinero, dando paso a aceptar cerrar sus puertas para evitar la propagación del virus y así salvar millones de vidas. Sin embargo, esa decisión trajo consecuencias que luego de casi 3 años, aún siguen pasando factura.

Según las Naciones Unidas, la mayoría de economías emergentes retrocedieron cerca de 7 años en temas de avances relacionados a la lucha contra la pobreza, el crimen y el desempleo. Mientras que los consumidores pasaron por un momento de incertidumbre que llevó a implementar soluciones a corto y largo plazo a diferentes problemas sociales.

No obstante, miles de empresas lograron sobrevivir a pesar de todo lo que significó el Covid-19, ¿cómo lo lograron? ¿qué hacer para mantener una empresa a flote a pesar de cualquier crisis?

Tips para mantener una empresa en tiempos de crisis

Teniendo en cuenta algunos factores que pueden producir una crisis, algunas recomendaciones para mantener un negocio en tiempos de crisis son:

  • Mantener un colchón financiero: En situaciones de crisis económicas el panorama se complica ya que los bancos por lo general restringen los créditos y las tasas de interés se incrementan. Sin embargo, en lo posible, es necesario que la empresa tenga y empiece a construir una reserva que pueda ayudarla a sobrevivir.
  • No a los ahorros líquidos y en moneda local: Ahorrar en efectivo puede atentar contra la estabilidad de una empresa y también de las finanzas personales ya que el dinero inmovilizado se lo come la inflación que en épocas de crisis siempre es alta. Por eso, lo mejor es invertir los ahorros y generar en lo posible una rentabilidad neta del 20% sobre lo invertido al año, de esta forma el capital se mantiene estable.

En caso que la crisis tome por sorpresa a la empresa

  • Refuerza la estrategia de comunicación: mantener el contacto con el cliente que consume los productos o servicios de la empresa es vital para mantener a flote un negocio y sobrevivir a una crisis.
  • Fideliza una base importante de clientes: Detectar quiénes son los clientes potenciales, fidelizarlos, mantenerlos y buscar de innovar en cuanto a la oferta que la empresa le presta a sus consumidores.
  • Abre las posibilidades: diversificar la oferta, buscar nuevos clientes y nuevos públicos, trabajar en el posicionamiento de la marca y conquistar nuevos mercados sin perder la esencia de la empresa. No cerrarse a la posibilidad de expansión.
  • Revisar eficiencia y eficacia de procesos: Sin desmejorar la calidad en el servicio, sí es importante revisar alguna fuga de gastos que puede haber en los procesos de producción, por ejemplo, si se derrocha dinero en servicios públicos, en materias primas y en gastos innecesarios asumidos por la empresa. (Evitar al máximo llegar al punto de tener que despedir trabajadores).
  • Mejorar el clima laboral y la productividad de los trabajadores: Las crisis en general impactan en todas las personas: empresarios y empleado. Muchas personas, ante la sensación de ser despedidos, empiezan a bajar el rendimiento laboral. Así pues, es importante mantener un clima laboral positivo que permita que los trabajadores aumenten su desempeño.

¿Pensando en emprender en tiempos de crisis?

Los tiempos de crisis siempre generan oportunidades. Ante una necesidad, siempre hay una oportunidad. De hecho, durante la pandemia del Covid-19 muchas empresas y emprendimientos jóvenes aumentaron sus utilidades sabiendo adaptarse a las nuevas circunstancias.

Hay muchos ejemplos que demuestran que es posible mantener una empresa en tiempos de crisis, como Disney, CNN, FedEx, Airbnb y Microsoft. Estas empresas, aprovecharon las nuevas oportunidades creadas a partir de las crisis para satisfacer estas necesidades emergentes.

Disney es una empresa nacida durante la recesión económica de la crisis de la posguerra en 1920.

En 1919, tras el fin de la Primera Guerra Mundial, todos los países iniciaron un período de reactivación económica para combatir las consecuencias. Incluso, entre las que se encontraban la inflación, la falta de empleo y las deudas acumuladas generadas durante la guerra.

Durante la recesión, surgió la necesidad de entretenimiento. Espacios en los que las personas pudieran escapar de la crisis económica y de la realidad en la que vivían. Así, en 1920, Walt Disney inició su primer intento de emprendimiento, aunque al cabo de un año quebró por falta de clientes.

El crecimiento de empresas como Disney durante las crisis

Luego de esto, Disney no paró, dedicó los siguientes años a estudiar técnicas de animación y mejorar sus habilidades para seguir persiguiendo su sueño. Otra limitación que Disney supo identificar fue el lugar donde estaba tratando de comenzar ya que estaba en Kansas City. De hecho, algunas de las oportunidades que encontró no eran aptas para la industria de la animación. Entonces decidió mudarse a Hollywood, donde consiguió un trabajo en una productora en Nueva York.

Le puede interesar: Blockchain: la tecnología que está transformando las finanzas

Los años siguientes continuaron siendo complicados cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, todas estas adversidades marcaron un momento decisivo para la carrera de Walt Disney y la fundación de su empresa. En este momento resurgió la necesidad de entretenimiento y aumentó su consumo como forma de escape; tal como había sucedido en 1920.

Aunque la situación era similar, no era la misma. Esta vez el emprendedor había fortalecido sus habilidades de animación, tenía contactos en la industria y se ubicaba en la cuna de las producciones audiovisuales.

Aprovechando esta oportunidad, y debido a los problemas que había experimentado en la productora donde trabajaba, Disney decidió renunciar y abrir su propia empresa. Lo que los diferenciaba de otras productoras era su capacidad para sincronizar audio e imagen.

Artículo con información de Axiacore

Comparte este artículo

Espacio publicitario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies