Carolina Herrera, un ícono de la moda

Redacción

Redacción

María Carolina Josefina Pacanins y Niño, o mejor conocida como Carolina Herrera, nació el 8 de enero de 1939 en Caracas de la mano de una familia de clase alta.

Nueva York | Con información de VOGUE.

En la casa de los Pacanins en Caracas todas las mujeres conocían la etiqueta desde recién nacidas y el buen vestir coincidía con el día a día de Carolina Herrera.

Su afición por la moda surgió gracias a la influencia de su abuela, quien le presentó cuando tenía 13 años al diseñador Cristóbal Balenciaga.

Durante su juventud se relacionó con importantes personalidades de la moda

Carolina Herrera: La reina de la Gran Manzana

 

Gracias a su status social tuvo la oportunidad de asistir desde muy jovencita al desfile de moda de la Casa Balenciaga o compartir días con la realeza y noches con el entorno de Andy Warhol, entre otras muchas cosas. SIn embargo, no fue si no hasta 1980 cuando Carolina Herrera realizó su primera colección de moda.

Carolina Herrera
Primera colección de Carolina Herrera en Nueva York, año 1981

La vida lujosa de Carolina Herrera no le cohibió de luchar por sus propios sueños y ser dueña de un imperio de la moda a sus 42 años, cuando realizó su primera colección en 1981. Gracias a la rotunda acogida de la prensa y del público, sobre todo del femenino, Herrera decidió abandonar su natal Caracas para mudarse a la Gran Manzana junto con su segundo esposo y sus 4 hijas.

Ese mismo año fundó Carolina Herrera, Ltd, la marca se convirtió enseguida en un referente de lujo y exclusividad, y desde entonces Carolina Herrera se convirtió en la emperatriz de Manhattan.

En sus dos colecciones anuales, Herrera siempre se esforzaba en los detalles de sus creaciones que estaban pensados en llamar la atención de mujeres de la alta sociedad del mundo entero.

Carolina Herrera en la mítica discoteca Studio 54 a mediados de los años 80

En 1986, diseñó el vestido de novia de Carolina Kennedy, lo que le abrió el camino para la creación de colección especial de vestidos de novia en el año 1987, siendo un rotundo éxito para la época. Y no conforme con ello, en 1988 lanza al mercado su primera línea de perfumes que llevaban el sello de su marca.

Tras más de 37 años al frente de la firma, Herrera anuncia que abandona la dirección creativa de la marca. Wes Gordon toma el relevo de la diseñadora venezolana. «Era una decisión que estaba meditando desde hacía dos o tres años pero no había dado con la persona correcta. Y no iba a dejar 37 años de trabajo para dárselo a quien fuera solo para poder salir. Y Wes es esa persona», declaraba a Vogue España en una entrevista concedida junto a su hija Carolina Herrera de Báez.

Le puede interesar: La elegancia más ‘cool’: el universo de Carolina Herrera cumple 40 años

Comparte este artículo

Espacio publicitario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies