Evitar la procrastinación para el éxito
Evitar la procrastinación para el éxito | Foto de Policlínica Metropolitana

¿Por qué procrastinamos y como podemos superarla?

"Después lo haces", es lo que dice el cerebro de un procrastinador mientras el tiempo pasa y las actividades se retrasan.
Redacción

Redacción

Superar la procrastinación es importante cuando pasan las horas, hay actividades pendientes por realizar, pero el cerebro dice que es mejor ver la TV, ver Tik Toks o entretenerse hablando por teléfono.

La procrastinación es un mal hábito que lleva a la ruina a muchas personas que no logran ejercer el autocontrol de sus actividades. En vez de realizar las actividades pendientes, el cerebro le envía señales al cuerpo y le dice que mas placentero es dormir, ver TV, ver videos en Internet o cualquier actividad que implique no esforzarse en realizar alguna actividad.

«La procrastinación me llevó a una depresión que casi me hace morir», aseguró Jairo Pradilla, persona consultada y quien asegura haber superado la procrastinación.

Consultando expertos en el tema, la procrastinación no es una enfermedad, pero sí es una condición o un mal hábito que se adquiere desde la infancia y que conduce a las personas a postergar en exceso las actividades pendientes por realizar hasta que llega un punto de colapso y de atraso.

Pradilla, afirmó que «la procrastinación es un mal. No me daba ganas de hacer nada, incluso, de bañarme. Decía ‘mejor me baño ahora’ y así se pasaba el día pegado a la TV sin hacer nada más y descuidando mis estudios», aseguró además que de sólo imaginarse volver a estar en esa condición le hace reflexionar sobre lo que realmente quiere en su vida.

¿Es una enfermedad?

No, la procrastinación no es una enfermedad mental. Pero, afirman los expertos que dicha condición es un mal hábito que puede conducir a las personas a enfermedades mentales graves como la depresión.

«He tratado casos de personas que tienen años procrastinando y han llegado al punto de colapsar por tener tanto trabajo y actividades en general atrasadas. Justo en ese momento es donde aparece el estrés que puede desembocar a una depresión o a enfermedades peores. Entonces como tal la procrastinación no es una enfermedad, pero si no se controla, puede llevar a un estado de salud mental muy grave», indicó Ana María Pereira, psiquiatra con 12 años de experiencia.

En el caso de Jairo Pradilla, superar la procrastinación que se agudizó durante la pandemia fue muy difícil. Aseguró que fue tan grave, que llegó a perder peso por el simple hecho de no hacer nada, sólo pasaba el tiendo viendo televisión.

«Soy cinéfilo. Mi placer está en ver una película nueva de un director nuevo, hacer una crítica y analizar el mensaje semántico. Así que sólo vivía para estar frente a una pantalla viendo televisión, mientras los deberes de la Universidad se vencían», relató Pradilla, estudiante de Arquitectura.

En su caso, el límite y el momento en el que dijo «no más», fue cuando perdió un semestre de la Universidad por haber procrastinado.

«En ese momento viví una gran depresión. Sabía que estaba mal, me esforzaba por no seguirlo haciendo, pero aún así caía. Tuve que hacer un esfuerzo dimensional para poder salir de ese hueco emocional, espabilarme y recuperarme en la Universidad», indicó.

Pasos para superar la procrastinación

Lo más importante para superar la procrastinación, es reconocer que NO es una enfermedad, sino un mal hábito. En la vida todo son hábitos, buenos o malos, pero se hacen las cosas porque es costumbre y el cuerpo se acostumbra. Por ejemplo, comer todos los días a cierta hora o despertar siempre a la misma hora.

  1. La procrastinación es un mal hábito: Así como se aprende a procrastinar, se puede aprender a dejar de hacerlo aplicando un poco de autocontrol.
  2. Empieza, ¡pero ya!: Cuando se empieza a realizar una labor y el cerebro se acostumbra, por lo general se termina. Es importante una regla de 3 segundos de forma regresiva, cuando se llegue a 1 se empieza a hacer una labor.
  3. Metas pequeñas: Si tienes que hacer 10 actividades, empieza por la más fácil de realizar, cuando menos se da cuenta, se terminan realizando todas.
  4. Premios: El cerebro siempre está buscando el placer, por eso, hay que entrenarlo y darle premios cada vez que cumple una labor. Por ejemplo, si te gustan las películas, puedes decirte que vas a trabajar primero y si cumples las metas, te vas a premiar viendo una película. Siempre premiar el cerebro con algo que te guste hacer mucho.
  5. La regla de los 21 días: Empezar por aplicar cambios y esforzarse por mantenerlos durante no más de 21 días y el cerebro se va a costumbrar nuevamente al buen hábito de NO procrastinar.
  6. Pedir ayuda: Es importante acudir a un profesional de la salud y evitar contar el problema a personas que en vez de reaccionar de buena manera, van a juzgar y a burlarse.
  7. Separar la motivación de la disciplina: Hacer las cosas por motivación puede significar un carrusel inestable de acciones; mientras que cuando se tiene disciplina las cosas se hacen con eficiencia.

Estos tips son efectivos para una persona que sufre la procrastinación y está dispuesta a superar la condición. Además, necesarias para evitar las consecuencias que trae el postergar en exceso.

Comparte este artículo

Espacio publicitario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies