Venezuela se arregló, pero para mí murió
Vendedor ambulante en Venezuela manejando dólares | Fotografía de Hispano Post

Dicen que Venezuela se arregló, pero para mí ese país murió

"Venezuela se arregló", todos los días veo mensajes parecidos en redes sociales simulando una virtual mejoría en la situación de Venezuela. Puede que la economía haya mostrado algún síntoma de mejoría, pero para mí, ese país murió.
Guillermo Farit Padilla

Guillermo Farit Padilla

Desde hace unos meses el «Venezuela se arregló» se escucha por redes sociales, adjuntado a un testimonio de un venezolano que se regresó y dice que en Caracas o Maracaibo, las ciudades están llenas de bodegones, de puestos de comida rápida, de discotecas y hasta dicen que hay una mejor sensación de seguridad.

Pero lo que más llama la atención de estos chivos que se devolvieron, es que en el país se manejan dólares como principal divisa, superando incluso en su uso al bolívar venezolano.

Tanta maravilla parece apetecible y a muchos venezolanos que huyeron de la dictadura de Maduro, les dan ganas de irse otra vez a esa dictadura que los sacó a patadas. Todo es respetable, pero me mantengo firme en que Venezuela no se pudo haber arreglado con esa dictadura castrocomunista en el poder.

Venezuela se arregló para los chavistas

 

En una profunda introspección me pregunté: «¿Cuál ha sido el día más feliz de toda tu vida?», y de inmediato se vinieron varios días en los que fui feliz y todos esos días los viví en Venezuela.

Amé profundamente a Venezuela; y hablo en pasado porque ese país del que estuve enamorado, ya no está. Para mí, Venezuela murió y prefiero quedarme con los buenos recuerdos.

La otra Venezuela, la chavista, la destruida por los socialistas, la que por desgracia es habitada por millones de personas que indirecta o directamente han sido cómplices de la destrucción; esa Venezuela que viví entre 2012 y 2016, me dio los peores días de mi vida. A esa Venezuela me niego a quererla y a volver.

Muchos de mis amigos que antes estaban en Ecuador, Perú y hasta en España, se han regresado y dicen sentirse felices porque están en casa. Desde el fondo de mi corazón, me alegro mucho por ellos y les deseo lo mejor.

 

Venezuela NO se pudo haber arreglado

 

Para mí, Venezuela no se pudo haber «arreglado» porque no se han restituido las libertades y la democracia.

Desde el exilio, vi en las noticias el reporte sobre una humilde familia que por haber grabado un «tik tok» haciendo un chiste incómodo que molestó a la tiranía, fueron detenidos, humillados y obligados a «retractarse». Eso es una vergüenza.

Es una vergüenza pisar una tierra donde Frankiln Brito no recibió justicia.

No creo que se haya «arreglado» un país donde RCTV sigue fuera del aire y el canal 2 está usurpado por el partido político de gobierno.

Más razones por las que Venezuela NO se pudo haber arreglado

 

Un país donde el 90% de la población está en la extrema pobreza, no se pudo haber arreglado, a pesar de los restaurantes y carros de lujo que se ven en las 4 manzanas que tiene Las Mercedes de Caracas.

No se pudo arreglar un país donde hay presos políticos y donde la dictadura consiguió censurar a toda su oposición política.

Le puede interesar: El «por ahora» que se convirtió en un para siempre

 

Un país donde transportarse en el Metro de Caracas resulta un deporte extremo en el que se pone en riesgo la vida; ni me parece que se haya arreglado un país donde la gente se acostumbró a bañarse con «tobito» porque desde hace años no sale agua por las regaderas.

Tampoco creo que se haya arreglado un país donde muchos de sus habitantes, por no decir la mayoría, tiene que cocinar con leña.

 

Los nuevos venezolanos

 

Me duele que los nuevos venezolanos, las nuevas generaciones, conozcan como nación a un remedo de país y no hayan conocido la Venezuela que munchos tuvimos la oportunidad de conocer donde había democracia.

Un país donde cada 5 años había un presidente diferente de otro partido político, donde los medios de comunicación eran respetables, un país rico, petrolero, con excelentes servicios públicos y excelente calidad de vida.

Esa Venezuela donde la bandera tenía 7 estrellas y el caballo del escudo miraba hacia la derecha es la que nunca voy a olvidar y es a la que estaría dispuesto a volver y disfrutar en democracia y libertad.

Ojalá en algún momento en esa cosa de país que se hace llamar Venezuela, se le pueda mostrar a las nuevas generaciones lo que era la Venezuela de verdad y que los chavistas se robaron para convertir en una república bananera y castro comunista.

Guillermo Farit
Recibo comentarios a este post en mi Twitter

 

Comparte este artículo

Espacio publicitario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies