Daniel Ortega, de guerrillero a dictador de Nicaragua
Daniel Ortega, dictador de Nicaragua | Fotografía EFE

Daniel Ortega, de guerrillero a dictador de Nicaragua

El dictador nicaragüense se enfrenta a unas elecciones presidenciales en las que prácticamente está compitiendo solo luego de encarcelar e inhabilitar a todos sus adversarios políticos.
Redacción

Redacción

Daniel Ortega cumplirá 20 años gobernando Nicaragua luego de haber sido elegido bajo un contexto de elecciones dudosas, amenazas a la oposición, encarcelamiento de empresarios y censura a medios de comunicación.

La revolución sandinista triunfó en 1979 bajo el mando del Frente Sandinista (Fsln) que tenía como objetivo derrocar a la familia Somoza.

Esta familia llevaba 35 años gobernando Nicaragua, hasta que Daniel Ortega y un grupo de 9 comandantes subversivos lograron derrocar a los Somoza del poder.

El pasado guerrillero de Daniel Ortega

 

Sergio Ramírez, ex vicepresidente del primer gobierno de Daniel Ortega (1985-1990) y uno de los mejores aliados de Daniel Ortega, hoy se encuentra en el exilio en Espala, desde donde ha dictado cátedra de la nefasta dictadura sandinista.

Ramírez no se canda de relatar el confeso desprecio de Ortega por las elecciones democráticas y las libertades políticas.

Le puede interesar: Cuidado con el tirano del siglo XXI

«En las democracias que nos han impuesto a nosotros, desde el momento que se propician partidos se está propiciando la división de los pueblos»

«(…) el pluripartidismo no es más que una manera de dividir a nuestros pueblos (…) las elecciones en las democracias impuestas por Occidente. Son impuestas porque ahí están los yanquis, los europeos. ¿Por qué? Porque es la mejor manera de dominarnos».

Esas son palabras pronunciadas por Ortega durante una intervención en la televisión de Cuba en abril de 2009 en su condición de presidente de Nicaragua, recuerda Ramírez.

 

Daniel Ortega, de asaltador de bancos a dictador

 

Estos recuerdos, entre otros, del intelectual nicaragüense, sirven para entender el carácter político de Ortega y, en parte, por qué a los 76 años de edad que cumplirá el próximo 11 de noviembre.

En 1967, siendo miembro de la Dirección Nacional del FSLN, Ortega fue detenido y condenado a siete años de cárcel acusado de participar en el asalto a un banco.

Daniel Ortega salió de prisión el 27 de diciembre de 1974 gracias a la acción de un comando sandinista que había hecho rehenes a varios ministros y diplomáticos con la finalidad de exigir la liberación del guerrillero.

El 19 de julio de 1979 triunfó la Revolución Sandinista y Ortega entró a formar parte de la Junta de Gobierno que coordinó hasta 1984.

El 4 de noviembre de 1984 triunfó el Frente Sandinista en las elecciones presidenciales y en enero de 1985 Daniel Ortega tomó posesión presidencial.

Travesía para eternizarse en el poder

 

En noviembre de 1986 la Asamblea Nacional aprobó la nueva Constitución y días después, el 10 de enero de 1987, suspendió las principales libertades «para garantizar la seguridad nacional»,

Acción que que más tarde consiguió frenar la presión de la comunidad internacional.

A partir de ahí, mientras el FSLN se precipitaba hacia una división interna irreconciliable de la que acabó reducido al poder absoluto de Ortega.

Los sandinistas perdieron de forma contundente tres elecciones presidenciales consecutivas, las de 1990; las de 1996 y las de 2001, frente a Enrique Bolaños.

En todos los casos, Ortega denunció fraude electoral. Daniel Ortega ganó las elecciones presidenciales de 2006 tras una alianza con el expresidente Arnoldo Alemán.

Al asumir el poder, Ortega comenzó a construir su modelo de gobierno que le ha permitido permanecer en el poder hasta hoy.

El caos de Nicaragua

 

Tras más de 15 años en el poder, Ortega se enfrenta con el resultado de una crisis y una colección de promesas incumplidas.

Luego de una serie de protestas, Ortega mostró su lado oscuro usando la represión activa y violenta de cara a las elecciones presidenciales.

Ese es el paisaje creado por Daniel Ortega, donde se oprime a la Iglesia Católica, las elecciones se hacen con una oposición creada por el mismo oficialismo y una situación cada vez más preocupante.

Este artículo tiene información de agencia EFE 

 

 

Comparte este artículo

Espacio publicitario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies